Pulido de relojes – Qué es y para qué sirve

La expresión pulir reloj, es necesariamente una manera de indicar el acicalamiento de esta pieza de vestir, que acompaña tanto a hombres como mujeres siendo una herramienta obligatoria para poder ser puntuales a todo evento o actividad que se realice.

Dependiendo del tipo de reloj, el tratamiento de preservación es diferente ya que para pulir un reloj de acero, se lleva un tratamiento que no es igual que el de los pulidos satinados, ni se parece a otras técnicas usadas para devolver el brillo a los dispositivos de mano.

Cómo quitar las marcas de un reloj

Las marcas del tiempo son inevitables en estos accesorios que algunos por uso frecuente o por estar almacenados por largos periodos, necesitan pulidos en brillo para devolverles la vitalidad y la vanguardia que tanto requieren estos dispositivos.

En algunos casos con solo frotar usando un fragmento de algodón se pueden eliminar algunas opacidades de la pieza. Pero, de lo contrario, si queremos pulir el cristal de reloj, necesitaremos otros materiales ya que esta parte de cristal es muy vulnerable a ralladuras accidentales.

[box type=”bio”] Aprovechamos para recordarte que en nuestro taller de relojes en Zaragoza realizamos pulido de relojes a un precio de locura. Haz click aquí para contactarnos [/box].

Materiales necesarios para realizar el pulido de relojes

Para pulir la esfera del reloj es necesario el uso de fresadoras o algunas lijas de grano muy fino. Es recomendable tener algo de experiencia en este aspecto ya que si no se aplica la fuerza necesaria se podría estropear esta pieza de gran delicadeza.

Suele ser el pedido más recurrente, por eso cuenta con más variedad de instrumentos para obtenerse el mejor acabado. Por ejemplo la pulidora con borrego de algodón que con la ayuda de una pasta especial logra dar una apariencia nueva al cristal del reloj.

Este tipo de pulido suele quemar el cristal por tener una fricción muy activa, si se aplica de manera inapropiada. Para evitar estas quemaduras del cristal las pastas más idóneas a usar son la Dialux, y la Cristal-Kleer.

Otras de las áreas a tener en cuenta es pulir acero inoxidable rayado, normalmente para relojes que son usados diariamente y reciben un desgaste mayor, ya sea en un trabajo al aire libre o en la ejecución de algún deporte o actividad extrema.

Los relojes de acero inoxidables suelen ser los más solicitados en cuanto a la fortaleza y durabilidad, pero lo fuerte no quiere decir que sea libre de desgastes; por ello se debe realizar el pulido para que siempre esté listo para adornar la muñeca de quien lo porte.

Con procedimientos caseros como el impregnar de pasta dental para luego ser pulido con un paño blanco, es una estrategia eficaz en la eliminación de roces y rayas, dando un aspecto nuevo, sin necesidad de invertir grandes montos de dinero.