Inicio

Servicios

Blog Relojería

Contacto

Un reloj automático no es un simple accesorio, sino que es una obra de ingeniería, un fino mecanismo de precisión que, además de darnos la hora, refleja una parte de nuestros gustos, estilo y hasta personalidad; algo así como una extensión de nosotros mismos. 

Por eso, resulta importante garantizar su buen funcionamiento a largo plazo de un dispositivo ligero tan preciado para nosotros. 

Y un buen cuidado del accesorio se resuelve en una atención meticulosa y en un trato con mimo (aunque suene gracioso), porque así es como se evitan las averías y daños permanentes, y se mantiene el reloj en las mejores condiciones por mucho tiempo. 

Consejos para el buen funcionamiento de un reloj automático

De todos los consejos para cuidar un reloj automático, te compartimos siete de los cuales creemos que son los más importantes que debes aplicar en casa: 

1. Trata tu reloj con un poco de delicadeza

Los relojes automáticos son elegantes, pero delicados, pueden dañarse con relativa facilidad. Evita golpes y caídas que puedan afectar su normal funcionamiento. No los lleves a actividades deportivas o de trabajo, en donde pueden estar expuestos a altos impactos y requieran reparaciones de mayor envergadura.

2. Evita ajustar la hora entre las 10 y las 2

Pocas personas los saben, pero siempre evita ajustar la hora de tu reloj automático entre las 10 de la noche y las 2 de la madrugada porque puede dañar el mecanismo. Muchos relojes están diseñados para realizar cambios graduales en la fecha y hora durante este horario.

3. Lava tu reloj con agua fría y jabón especial

Puedes usar agua fría del grifo y un jabón que no dañe el mecanismo. No utilices productos abrasivos que puedan dañar los metales. Nunca limpies tu reloj con agua caliente, ya que esto genera vapor y afectar el mecanismo.

4. Evita altas temperaturas y cambios bruscos

No dejes tu reloj automático expuesto al calor extremo, como dentro de un coche o bajo el sol en un día de altas temperaturas. Los cambios bruscos pueden generar condensación en el mecanismo y averiarlo.

5. Aléjate de los campos magnéticos

Evita los campos magnéticos, como dispositivos electrónicos y altavoces, ya que puede afectar el funcionamiento del reloj y hacer que empiece a dar la hora incorrecta. Si tu reloj se magnetiza, debes llevarlo a un centro especializado para desmagnetizarlo.

6. Guárdalo en un lugar seco y fresco

Debes guardarlo en un lugar seco, fresco y protegido del polvo cuando no lo uses. Por lo general, se recomiendan usar cajas de relojes o estuches que permitan almacenarlo de forma segura y confiable.

7. Acude al servicio técnico

Cada cinco o diez años, los relojes automáticos necesitan de una atención periódica o un servicio profesional. Se realiza un mantenimiento basado en limpieza, lubricación y la calibración del mecanismo. Cumplir este consejo garantiza el funcionamiento del reloj automático a largo plazo.

En Taller de Relojes Morocho, contamos con la tecnología, los equipos y los técnicos profesionales para realizarle el mejor mantenimiento a tu reloj automático y garantizar el buen funcionamiento de su mecanismo por mucho, mucho tiempo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies